La importancia del juego para el desarrollo de los niños

Desde el punto de vista de los adultos, el juego es una manera de distraerse; sin embargo, para los niños es una actividad fundamental para su desarrollo (del lenguaje, psicológico, motriz, emocional, etc.).

En el caso del lenguaje, las relaciones durante el juego se llevan a cabo a través de éste; entonces, por la necesidad que el niño tiene de hacerse entender por sus compañeros y por ese intercambio verbal con ellos, su lenguaje se enriquece.

También, en el juego de roles, el niño aprende a sustituir objetos por otros y a asumir diferentes papeles, por lo que se desarrolla la imaginación.

Además, el juego influye en el desarrollo de fenómenos psíquicos como la memoria y la atención. Las propias condiciones del juego le exigen al niño que se concentre, si no quiere prestar atención o si no recuerda las reglas del juego, simplemente, el resto de sus compañeros lo expulsan del mismo. Esto lo mueve hacia una concentración y memorización orientadas a un fin determinado.

La influencia del juego en la formación de la personalidad del niño radica en que, a través del juego, los niños conocen las conductas y relaciones de los adultos, que se convierten en modelos para su propio comportamiento. Aprenden lo que se debe o no se debe hacer en la vida social, se apropian de las reglas y normas sociales importantes en la comunicación con sus pares. Asimismo, aprenden a ceder, esperar, repartir, defenderse, compartir, usar el lenguaje apropiado para ser aceptados y otras conductas importantes para la sociedad en la que viven.

Por último, el juego no sólo es importante para los niños porque tiene gran impacto sobre muchas dimensiones del desarrollo, sino que el juego también es un recurso valioso para la prevención de problemas psicológicos en la infancia (y por lo tanto, problemas psicológicos en la edad adulta).

Por estas razones, en Terapia Psicológica Vida y Bienestar, te recomendamos lo siguiente:

  • Permite que tu hijo tenga momentos durante el día para jugar.
  • Juega con él pero también deja que él juegue solo y libremente.
  • Permite que tu hijo descubra el mundo a través del juego, estar en contacto con la naturaleza es una de las maneras de aprender. ¡Jueguen con la arena y en el pasto!
  • Los mejores juguetes son los que promueven la imaginación y creatividad de tu hijo, no los que son muy costosos y hacen todo por sí mismos.
  • Recuerda que tu hijo expresa su mundo a través del juego, si detectas alguna problemática, no dudes en acudir con un Psicoterapeuta Infantil.

 

Bibliografía:

Fayne, E. (2010). Psicoterapia infantil con juego: casos clínicos. México: Manual Moderno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s