Profecías Autocumplidas

profecia

Cuántas veces  se escuchan frases como las siguientes: “Sabía que esto me sucedería”, “Eso siempre me sucede a mí”, “yo ya sé lo que va a pasar si…”, etc. Como si se pudiera tener la certeza del futuro o se supiera sin lugar a dudas qué es lo que depara la vida, las situaciones y/o personas.

La profecía autocumplida es la mayor expresión del autoengaño. El mecanismo es como sigue: parto de una profecía o anticipación de algo que va ocurrir, después hago todo lo posible para que la profecía se cumpla (casi siempre de manera no consciente) y finalmente concluyo que la profecía se cumplió: “Yo dije que esto iba a pasar”.

Por ejemplo:

  • Profecía: Pienso que alguien no me quiere o le caigo mal.
  • Conducta confirmatoria: Me alejo o trato de manera seca y antipática al otro, anticipándome al rechazo.
  • Consecuencia confirmatoria: La persona responde a mi trato antipático de manera indiferente o poco amable.
  • Ratificación de la profecía: Concluyo que yo tenía razón, que definitivamente no le caigo bien.

La secuencia es totalmente autoconfirmatoria. Damos por sentado lo mismo que queremos demostrar y alteramos los datos para que concuerden con lo que nos habíamos planteado.

Si tienes problemas interpersonales, es probable que estés utilizando algún tipo de profecía automatizada. Pregúntate de qué manera puedes estar alimentando la controversia con alguien o hasta dónde eres responsable de que las cosas no funcionen. Primero, determina cuál es tu creencia de base, lo que piensas de él o ella, y luego revisa si le has dado una oportunidad limpia a la relación. En ocasiones le ponemos trampas a la gente que no queremos para alimentar ese pensamiento: “Se lo merece”, “Te dije que era una mala persona”.

La rabia que se alimenta a sí misma es como una epidemia. El nicho afectivo-emocional que habitamos suele estar determinado en gran medida por nuestros propios comportamientos. La mejor manera de pelear contra la profecía automatizada es darles una oportunidad a los hechos sin nuestra interferencia.

 

Riso, W.. (2004). Pensar bien, sentirse bien. Bogotá, Colombia: Editorial Norma S. A.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s