La Reacción Del Cuerpo Ante El Estrés

555

Cuando no se trata el estrés crónico, se desencadenan cambios biológicos conocidos como el “síndrome de adaptación general” caracterizado por tres fases: alarma, resistencia y agotamiento; son los mecanismos del cuerpo para afrontar el estrés y depende de las glándulas suprarrenales, las cuales mantienen el equilibrio de las funciones del cuerpo, por lo que cualquier desequilibrio en la secreción de hormonas en tales glándulas afecta la respuesta al estrés, dando como resultado:

  • Alergias.
  • Hipertensión.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Altos niveles de azúcar y colesterol.

Mente y cuerpo se encuentran unidos y la respuesta al estrés conocida como el síndrome de adaptación general es un buen ejemplo de ello y su gravedad depende de si el tipo de respuesta que genera el cuerpo es la de luchar o la de huir. Al surgir el estrés, el cerebro y el sistema endócrino se estimulan para segregar hormonas como la adrenalina, así el cuerpo se prepara para entrar en acción, ya sea para combatir el estrés o para huir de él. Durante la respuesta de lucha o de huida ocurren diversos cambios fisiológicos para movilizar energía y preparar la respuesta al estrés, como son:

  • Aumento del ritmo cardiaco: la sangre llega a todas partes del cuerpo para facilitar su respuesta al estrés.
  • Transpiración: para reducir la temperatura.
  • Las actividades digestivas se vuelven más lentas.
  • El hígado vierte glucosa en la sangre.

Normalmente, una vez que termina la reacción ante el estrés y posteriormente el cuerpo entra en estado de descanso para recuperarse y equilibrarse, sin embargo, si el estrés continúa el cuerpo entra en fase de resistencia, así el cuerpo mantiene más energía para que el cuerpo pueda seguir lidiando con el estrés. A medida que esto continúa las glándulas suprarrenales se agotan y las funciones corporales comienzan a decaer y se vuelve más vulnerable a las enfermedades.

Además de la terapia psicológica profesional, algunos consejos que pueden ayudar a reducir el estrés son:

  • Establecer límites al trabajo diario y cumplirlos.
  • Tomar descansos durante el día y respetar sus horarios de comidas, salir al aire libre si es posible para tomar un paseo.
  • Ejercitarse regularmente.
  • Escuchar música relajante cuando comience a aumentar la tensión.
  • Comer alimentos naturales y evitar los procesados, así como la cafeína.
  • Practicar técnicas de relajación y meditación.

Bibliografía:

Ajjan, D. (1997). La curación natural del estrés, la ansiedad y la depresión. Ediciones Robinbook.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s