Mamá, papá: si te divorcias, toma en cuenta…

a

De acuerdo con el INEGI (2016), entre el año 2000 y el 2015 el monto de divorcios aumentó 136.4%. En el 2015 se registraron 123883 divorcios, esto significa que hubo 22.3 divorcios por cada 100 matrimonios. Por lo tanto, cada vez hay más niños cuyos padres están divorciados.

Cuando uno se divorcia es complicado mantener una buena relación con el padre/madre de tu hijo y no involucrar a éste en las peleas. Sin embargo, es importante hacer nuestro mayor esfuerzo para no poner en medio de las discusiones de los padres a nuestros hijos, ya que quienes saldrán más lastimados serán ellos.

A continuación se enlistan algunas de las recomendaciones que conviene tomar en cuenta cuando se está divorciado y se tienen hijos:

  • No utilices a tu hijo como mensajero con su papá/mamá. Recuerda que las cosas de los padres se hablan entre los padres, no involucres a tu hijo, por más que pienses que es más fácil hablar con él que con tu ex-pareja. A los niños realmente les angustia estar en medio de las peleas o de los comentarios de sus padres.
  • Promueve que tu hijo sienta que estás emocionalmente disponible para él, dedícale tiempo, escúchalo cuando él quiera, valida sus emociones y no lo hagas sentir culpable o con vergüenza cuando te cuente un error. Esta es la manera de tener una relación sana con tu hijo y de que él pueda evitar peligros de la vida, porque tendrá la confianza de acercarse a ti y tú lo podrás orientar.
  • Evita convertir a tu hijo en el promotor de la paz, no pelees con su papá/mamá en frente de él ni le hables mal sobre éste/ésta. Los niños suelen angustiarse tanto que intentan arreglar las peleas de sus padres.
  • No hagas comentarios “inocentes” que promuevan que tu hijo “sepa cómo es de verdad su padre/madre”, él no necesita saber todo lo que papá/mamá ha hecho mal. No fomentes que tu hijo piense que alguno de sus padres es bueno y el otro malo, no lastimas a tu ex-pareja, lo lastimas a él.
  • En situaciones de divorcio es fácil tener problemas económicos con la expareja; sin importar la situación que sea, tu hijo no necesita estar involucrado. No le hagas comentarios como: “dile a tu papá que necesitas tenis nuevos”, “recuérdale a tu mamá que me debe la mitad del dinero del uniforme”, “cuando estés con tu papá, pídele el juguete que querías”, “no creas que puedo llevarte al cine cada que nos veamos, tu mamá me quita todo el dinero que gano”, etc. Este tipo de frases realmente estresan a los niños, los hacen sentir agobiados, preocupados, se sienten inseguros y hacen que no perciban apoyo por parte de sus padres.
  • Cuida que tu hijo no se convierta en espía cuando está con su papá/mamá. Por bienestar de tu hijo, busca que la relación que tengas con tu ex-pareja sea grata, no le preguntes todo lo que hace con él/ella. Los niños se angustian y se sienten culpables cuando sus papás los tratan como espías.

A pesar de que estas recomendaciones abarcan varios aspectos relevantes que en caso de poner en práctica, fomentarían la salud mental de tus hijos, no siempre es sencillo llevarlas a cabo y muchas veces necesitamos apoyo especializado. Es por eso que en la Sociedad Mexicana de Psicología Vida & Bienestar S.C. contamos con psicoterapeutas infantiles capacitados para apoyar a los niños que atraviesan por problemas familiares, así como para orientarte en caso de que creas que el divorcio está afectando a tus hijos o incluso a ti mismo.

 

Referencia:

Block, J., y Bartell, S. (2002). Mommy or Daddy: Whose Side Am I On? EUA: Adams Media.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s