ACERCA DE LAS ADICCIONES

La dependencia en el consumo de alcohol y drogas constituye un problema de salud pública debido a la severidad de los daños y alteración que provoca en diferentes áreas como: a) la salud física, en la que ocasiones: cirrosis, pancreatitis, diabetes, alteraciones cardíacas, hígado graso, lagunas mentales, insomnio, alteraciones en la alimentación, accidentes mortales; b) en lo psicológico: ansiedad, depresión, ideas e intentos de suicidio, conducta impulsiva, dificultan en toma de decisiones; c) en lo familiar: separaciones, divorcio, agresión intrafamiliar, insatisfacción conyugal; d) en lo laboral: inasistencia, desempleo, suspensiones; e)en lo social; aislamiento, pérdida de redes de apoyo de amigos, conflictos; f) en lo personal: alteraciones en hábitos de personales, ejercicio físico; g) en lo legal: robo, lesiones, demandas; h) en lo económico: deudas, presiones económicas, perdida de bienes, etc. (Mc Crady, Rodríguez & Otero-López,1998; Medina-Mora, 2001: Tapia, 2001; Wallgrenn &Barry, 1970).

Diversos estudios basados en la aplicación de técnicas cognitivas y conductuales reportan resultados favorables en la disminución del comportamiento adictivo (Allen, Litten & Ferti, 1995; Ayala, Echeverría, Sobell & Sobell, 1997; Barker, Dusenbury, Botvin & Díaz, 1995, Eggaert, Thompson, Herting, Nicholas & Dicker, 1994; O`Donell, Hawkins, Catalano, Abott & Day, 1995; Pentz, Dwyer, Mackinnon, Flay, Hansen, Wang, & Jahnson, 1989). El comportamiento adictivo se explica desde esta perspectiva como una conducta aprendida mal adaptativa. Los constructos que las teorías del aprendizaje social y de la economía conductual utilizan para explicar el paso del uso experimental y recreativo de la sustancia adictiva son el modelamiento (Caudill, & Marlatt, 1975); el género (Cooper, Waterhouse & Sobell, 1979); la historia previa de consumo (Leid y Marlatt, 1979); la interacción con los compañeros consumidores (Collins, Parks & Marlatt, 1985); el grado de control y de capacidad que el individuo percibe tener frente a otros, la auto percepción de poder enfrentar situaciones de las vida diarias; las habilidades alternativas de afrontamiento; las expectativas frente a los efectos del consumo (Marlatt & Gordon, 1985); la historia de reforzamiento que esto individuos generalmente se caracteriza por la obtención de reforzadores asociados al consumo (Bickel Degranpre & Higgnis, 1993; DE Granpre & Bickel, 1996; Epstein, Bulik, Perkins, Caggiula & Rodeffer, 1991; Epstein, Smith, Vara & Rodefer, 1991); la disponibilidad y captación social de la sustancia de consumo, así como el precio y el costo de oportunidad ( Vuchinichh & Tucker,1988):

No obstante, el individuo al asumir su responsabilidad y compromiso hacia el cambio puede modificar esta conducta, aprendiendo otras conductas de no consumo que favorezcan su adaptación al ambiente y la obtención de consecuencias positivas en su vida cotidiana.

Uno de los modelos desarrollados para intervenir en la conducta de consumo dependiente es Community Reinfocement Approach (CRA), desarrollado por Hunt y Azrin en 1973.

Barragán, L., Flores, A., Hernández, L., Ramírez, C., Ramírez, N., & Pérez, N. (2014). Programa de satisfactores cotidianos para usuarios con dependencia a sustancias adictivas (3ª ed.). Toluca. Edo. Méx., México: Servicios Editoriales y de impresión, S.A. de C.V. SEISA.

 

adiccion-quimicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s